Las partículas elementales

particulas elementalesNarra el improbable nudo que unirá los destinos de dos hermanastros: Michel, prestigioso investigador en biología, especie de monje científico que a los cuarenta años ha renunciado a su sexualidad y sólo pasea para ir hasta el supermercado; y Bruno, también cuarentón, profesor de literatura, obsesionado por el sexo, consumidor de pornografía, misógino, racista, un virtuoso del resentimiento. Encarnación consumada, en fin, de una sociedad en que la velocidad del placer no deja tiempo al nacimiento del deseo.

 


Impresión:

Debería escribir una reseña sesuda, analizando cada página de este libro. No lo voy a hacer. Simplemente porque ese tipo de cosas se me dan fatal y prefiero plasmar mi humilde opinión de lo que ha sido su lectura, como siempre. Tecleando en Google encontraréis un montón de sitios donde hacen un exhaustivo análisis.

Después de mi primer acercamiento a Houellebecq (se puede leer aquí) tenía ganas de leer algo más, sin ser un ensayo propiamente dicho. Bienvenida Narrativa mencionó este título y ya no me lo pensé dos veces.

«Las partículas elementales» me ha parecido un ensayo disfrazado de novela. Y eso no es malo ni es bueno, depende de los gustos de cada uno. Antes de empezarlo le tenía un poco de respeto, pues pensaba que iba a ser denso y pesado. Y no resultó ser así, al contar dos historias (de los dos hermanastros) se hace mucho más llevadero y la crítica social y las ideas que se desprenden entre sus páginas llegan al lector de una forma natural, no impuesta. No sientes que te estén pegando con un panfleto en la cara.

Creo que Houellebecq quiso manifestar las consecuencias que ha podido tener una sociedad que se dejó llevar por los ideales de los años ’60. Una madre que no sólo abandona a sus dos hijos porque no son compatibles con el tipo de vida que quiere seguir llevando, sino que además se olvida de ellos durante muchos años. Ambos crecen por separado (son de distinto padre) en ambientes muy diferentes; Michel con su abuela paterna y Bruno de internado en internado. Y ambos también son el opuesto del otro; Michel es un biólogo introvertido poco interesado en relaciones personales y mucho menos sexuales. A Bruno también le cuesta conocer gente pero está obsesionado con el sexo.

El libro consta de tres partes y en la mayoría estamos más acompañados por Bruno. Hay muchas, muchísimas escenas sexuales explícitas. Para aquellos que tenemos una imaginación viva nos resulta fácil ver dichas imágenes. Aunque están bien narradas y no son desagradables. Las únicas que son un poco incómodas (o duras, mejor dicho – y no va con doble sentido xD -) son en las que Bruno fantasea con adolescentes. Pero en esta novela también se critica la pederastia y forma una parte importante del personaje.

También me gustó mucho toda la parte donde hablan de Adouls Huxley y de «Un Mundo Feliz»
Y la forma tan natural de tratar el hastío, el miedo a la vejez y el suicidio también me ha gustado.
Una amiga me comentó que le parecía un escritor deprimente y tengo que darle la razón. Hay partes que te hacen reflexionar pero si no compartes esa visión del mundo puede dejarte un poco k.o. Y si te sientes identificado a medida que lees pues puedes sentirte comprendido. Sea como fuere, merece la pena darle una oportunidad.

Puntuación: 7/10

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

16 comentarios

  1. Una de mis novelas favoritas de uno de mis autores favoritos. Me alegra ver que te animaste con ella.

    Me encanta que la hayas definido como “un ensayo disfrazado de novela”, porque es un trabajo donde los miedos, fracasos y frustraciones de toda una generación quedan descritos con una exactitud increíble tratándose de ficción.

    Otro aspecto a destacar es como atiza sin compasión al movimiento hippie, al mayo del 68, a la izquierda, a la derecha… Está escrita desde un desencanto muy profundo hacia la sociedad.

    Y ese epílogo con cierto toque sci-fi es ya el súmmum de Houellebecq hacia el desprecio que siente por la condición humana.

    Yo cuando la terminé estuve unos días sin leer nada de lo tocado que me dejó. No sabía qué me apetecía leer después de esa experiencia.

    Está claro que tengo debilidad por el francés, pero para mí es de lo mejor que he leído.

    Ahora estoy con una novela de Isaac Bashevis Singer, pero cuando termine seguramente me ponga con Sumisión (su polémico último trabajo), que ya me ha llegado a casita.

    Me gusta

    Responder
    • La biblioteca me lo puso fácil :D (si no, hubiese tardado en leerlo)

      A los que no les guste mucho los ensayos, pueden leer perfectamente este libro. Y como dices, eso de que no tenga compasión lo hace aún mejor. Me gusta que no tenga medias tintas y que vapulee a todos.

      El epílogo es genial. Y me olvidé de mencionarlo… ains, menos mal que están los comentarios xDD Después de cerrar la historia no le hacía falta reafirmarse en ese desprecio jajaja. Espero que el resto de sus libros sean así :D

      Sé que va a sonar raro pero me encanta cuando un libro te deja esa sensación. Yo no sé si es que por tener el cerebro medio desconectado estos días no me caló tanto o que siento el mismo desprecio y ya no me sorprendió xDD Pero entiendo que dejases pasar unos días.

      No conozco a Isaac Bashevis Singer y por lo poco que he curioseado ya tengo ganas de leerlo. Destacan «El Matarife» pero no sé si seré capaz de atreverme con ese. Espero que comentes en tu blog el que estás leyendo :) Y a la espera también de saber tu opinión sobre el último del francés :D

      ¡Feliz finde! ^_^

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      • Anónimo

         /  30 mayo, 2015

        el epílogo es lo mejor. Igual porque yo soy de sci-fi y abomino del drama. Pero es muy fácil verse reflejado en las novelas del autor, del que leí tres en los 90 y son a cual más deprimentes, sí. Otro de los que es mejor separar sus libros para saborearlos mejor. Como Sade o Palahniuk.

        Me gusta

        Responder
        • Si le quitas el drama/ficción a este libro, se quedaría en un ensayo. Tampoco estaría mal pero así es más llevadero xD
          Como creo que sé quién eres, ya te preguntaré cuales más del autor me recomiendas :D

          Me gusta

          Responder
  2. Tengo este libro cogiendo polvo en la estantería un poco muerto de risa. Que digo poco, muy muerto de risa. Me ha causado curiosidad lo que cuentas, sobre todo eso de que o te puede dejar k.o. o hacerte sentir comprendido. Me gustan esa clase de libros que dejan a uno tocado. Sí, soy masoquista xD Presiento que pronto le llegará su hora.

    Me gusta

    Responder
    • ¡Viva el masoquismo! xDD
      Me da cosa recomendar esta clase de libros porque el hecho de que te deje ko o te sientas comprendido es tan objetivo… :/ pero lo que sí es cierto es que no deja indiferente y algunas cosas hacen pensar.
      Si resulta que no te ha gustado nada, tienes derecho a enseñarme una foto de cierta individua para castigarme jajajaja

      Me gusta

      Responder
  3. No lo puedo creer, ¡qué cosas tan maravillosas descubro en tu blog! Entonces, él es el autor del ensayo sobre Lofecraft. INCREÍBLE. En tu blog se me unen las piezas de una forma muy rápida. Tan mágico. Había visto este libro en alguna librería, y me ha llamado mucho la atención. Además, según mencionas al final de tu reseña, sabes que a mí me atrae este estilo, y visión del mundo. Poco a poco me vas conociendo. :D En serio, estoy muy feliz por haber llegado hasta aquí. De vez en cuando iré leyéndote, hasta que tenga que desparecer un poco, para luego volver. Muchos besitos.

    Me gusta

    Responder
    • Me vas a sacar los colores con las cosas que me dices, qué maja :__)
      Creo que gracias a ese ensayo de Lovecraft hemos descubierto a un escritor que se hará un hueco entre nuestros favoritos. Si lo lees ya me contarás! ^_^ (si estás en el blog me encantaría leer tu reseña y si no… pues Twitter o donde sea)
      Cruzo los dedos para que no te acostumbres a no escribir en el blog y te olvides… porque quiero que vuelvas.
      Gracias, en serio :**

      Me gusta

      Responder
  4. Es un autor del que todavía no he leído nada, pero al que le tengo muchísima curiosidad. Me ha gustado lo que has contado sobre este libro. Creo que me va lo deprimente, qué se le va a hacer? ;)
    Un beso

    Me gusta

    Responder
    • Lo deprimente tiene su atractivo… jajajaja
      Espero que te guste y que no te deje demasiado k.o. Lo justo para disfrutar la lectura (si eso tiene algún sentido xD)
      ¡Buen comienzo de semana! ;**

      Me gusta

      Responder
  5. Araceli

     /  31 mayo, 2015

    Una de las cosas por la que me encanta tu blog es porque siempre me descubres libros que no conocía y que raramente podría conocer. No me sonaba ni el autor, con eso te lo digo todo. Lo que pasa es que me da que es una lectura profunda -y si os resulta deprimente más aún- y me apetece leerla, quiero ver cómo refleja el asunto del hastío, espero que no se me haga duro porque pienso leerlo cuando me sienta más tranquila, posiblemente después de exámenes.

    Feliz semana!

    Me gusta

    Responder
    • ^__^
      Yo lo conocí gracias al ensayo que escribió sobre Lovecraft y resulta que es súper famoso y controvertido. Vivimos unpoco aisladas del mundo jajajajaja.
      Al meter una historia de ficción creo que lo hace más llevadero y no sé si afecta de distinta manera dependiendo de la edad. Si lo lees ya me dirás :) Y muuucho ánimo con los exámenes, ya queda menos para ser libre!! ;***

      Me gusta

      Responder
  6. Anna Camús

     /  5 junio, 2015

    Te has unido al club de los Houellebecq ? Biennnnnn
    da gustico saber que no estamos solos en el mundo! ;) ;)

    Me gusta

    Responder
  7. Yo con este libro disfruté muchisimo. Lo tengo en los sagrados, fíjate. Nadie cuenta las cosas tan crudas como este hombre.

    Me gusta

    Responder
    • Mira, otro más que tenemos en común :D Tengo ganas de leer más cosas del autor (sólo leí este y el ensayo sobre Lovecraft)
      Por cierto, vi la adaptación alemana y no me gustó mucho, pero si no la has visto y tienes curiosidad… Bruno es el prota de «Das Experiment» (que tampoco sé si has visto pero esa sí que la recomiendo :D)

      Me gusta

      Responder

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Archivos

  • Categorías

  • Sobre mí

    Soy de Überwald. Comparto alguna cualidad con Grenouille, siento demasiada empatía hacia Gregor Samsa y Herman Hesse sabe agitar mis demonios interiores. Quiero a Cthulhu como animal de compañía.

    theunseenbooks@gmail.com

  • ¿Has leído alguno de los libros que comento? ¿No has visto tu libro favorito de un autor mencionado y quieres recomendármelo? ¿Te ha gustado (o todo lo contrario) una entrada? ¡Escribe sin miedo! Todos los comentarios son bien recibidos.

    Guardar

  • Follow The Unseen Books on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: