Ubik

ubikjpg

Glenn Runciter ha muerto. ¿O lo han hecho todos los demás? Alguien murió en una explosión organizada por sus competidores. De hecho, es el funeral de Runciter el que está programado en Des Moines. Pero mientras tanto, sus afligidos empleados están recibiendo asombrosos y a veces escatológicos mensajes de su jefe. Y el mundo que les rodea está alterándose de formas que sugieren que se les está agotando el tiempo. O que ya lo ha hecho.

 

 

Impresión: cow-dead

Ubik es la segunda novela que leo de Philip K. Dick. Uno de esos autores que conozco desde siempre pero por unas cosas u otras no he leído hasta hace poco. Y si en esta ocasión me he decidido por esta ha sido, en gran parte, por las reseñas que en su día hicieron Isa y Esme y por recomendación de personas cercanas.

Lo primero que me ha llamado la atención han sido los mensajes publicitarios al comienzo de cada capítulo. Le han dado la nota más cómica a la novela.

Mi cerebro iba bien hasta el viaje a Luna. A partir de ahí empezó – mi cerebro – a saber lo que se le venía encima de verdad. ¿Qué es real? ¿Qué pertenece a la otra realidad? ¿Quién está realmente en semivida? Un viaje caótico, en el buen sentido, ya que Philip K. Dick nos sabe conducir muy bien y las curvas que da son a drede y bien hechas. Una confusión al lector deliberada y… ¡es genial!

Mi cabeza no ha explotado tan a lo bestia como con otros libros pero un centrifugado a 700 revoluciones sí ha sufrido. También hace reflexionar, algo que, supongo que ya sabréis algunos, es algo que valoro mucho.

(…) Un insecto aprende a volar, así que otro insecto aprende a construir una telaraña para cazarlo. ¿Es eso lo mismo que no volar? Los moluscos desarrollan caparazones duros para protegerse; en consecuencia, algunos pájaros aprenden a llevarlos muy arriba, volando con ellos en el pico, y a arrojarlos sobre las rocas. En cierto sentido, tú eres una forma de vida que se nutre de presas como los Psis, y los Psis son una forma de vida que se nutre de los Normales. Esto te hace aliada y enemiga del género de los Normales. Equilibrio, el círculo se cierra. Depredador y presa. Parece que es un sistema eterno, y, francamente, no creo que se pueda mejorar.

Si queréis saber qué es Ubik, corred a leerlo. No os hará daño si seguís la dosis diaria recomendada.

Puntuación: 7/10

Guardar

Anuncios
Entrada anterior
Deja un comentario

8 comentarios

  1. ¡Hola!
    La verdad es que el autor consigue confundir al lector y eso a mi me encantó, estuve en un estado de confusión durante casi toda la lectura. También agradezco, y lo veo como un punto muy positivo, que una lectura haga reflexionar al lector.
    Me alegra que te hayas animado a leerlo y que lo hayas disfrutado.
    Por cierto, gracias por enlazar mi blog ;)
    Un beso

    Me gusta

    Responder
    • ¡Hola! ^^
      Es que menudo era Philip K. Dick! Hace lo que quería con nosotros jajaja.
      No hay por qué agradecer, me gusta contar cómo he descubierto los libros o qué me ha impulsado a leerlos y qué menos que enlazaros! :D

      Un beso y buena semana!!

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  2. Dick es uno de mis pendientes, y este uno de los que más ganas le tengo (además esa portada toda violeta es muy llamativa). Un abrazo^^

    Me gusta

    Responder
    • He tenido que buscar esa portada, está guay xD Parece que en cada edición han usado un producto distinto y eso mola!
      Anímate a leerlo, no te arrepentirás :D
      Un abrazo!!

      Me gusta

      Responder
  3. El maravilloso y esquizoide Dick, siempre tan hasta el culo de drogas que llego un punto en que no hubo forma de entender que carajo nos queria contar XD. Yo apenas he leido a Dick tampoco, solo Sueñan los Androides con Ovejas Electricas -porque mi amor Blade Runner es eterno, sincero y casi lascivo-, y ahi por lo menos si se le podia entender. En Ubik… contandolo lo que cuentas, seguramente se le fuera muchisimo la mano…
    Asi que habra que leerlo XD

    Me gusta

    Responder
    • Sí, tan majete él :_) jajaja
      «Ubik» quizá es un poco más enrevesado que «Sueñan los androides…» pero tampoco es el típico que te explota del todo la cabeza. Un amigo me comentó uno donde es más patente su enfermedad y sus delirios. Ahora no recuerdo si es «Exégesis» o «SIVAINVI (VALIS)» pero ambos parecen… curiosos, al menos xD

      Si lees este ya contarás!! :D

      Le gusta a 1 persona

      Responder
  4. Tuve una época hace años en la que me obsesioné con la ciencia-ficción y devoré películas y libros. Muchos los tengo olvidados, algunos seguramente no recuerde ni si los leí o no. Y luego hay unos pocos que guardaré siempre conmigo.

    Ubik está entre ellos. :-)

    Me gusta

    Responder
  5. Me alegra saber que Ubik se encuentre dentro de esos últimos ^^
    Y espero que después de esa época no te hayas aburrido del género jajaja (a veces pasa… yo me saturo con algunos, descanso y vuelvo a leer alternando xD)

    Un abrazo!!

    Me gusta

    Responder

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Archivos

  • Categorías

  • Sobre mí

    Soy de Überwald. Comparto alguna cualidad con Grenouille, siento demasiada empatía hacia Gregor Samsa y Herman Hesse sabe agitar mis demonios interiores. Quiero a Cthulhu como animal de compañía.

    theunseenbooks@gmail.com

  • ¿Has leído alguno de los libros que comento? ¿No has visto tu libro favorito de un autor mencionado y quieres recomendármelo? ¿Te ha gustado (o todo lo contrario) una entrada? ¡Escribe sin miedo! Todos los comentarios son bien recibidos.

    Guardar

  • Follow The Unseen Books on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: