La piel fría

Huyendo en parte de su pasado como activista del IRA, el protagonista llega a una diminuta isla perdida en el océano donde la única edificación es una cabaña del meteorólogo y un faro. Su primera sorpresa consiste en comprobar que el único habitante de la isla no sale a recibirle, pero pronto esto se convierte en un detalle sin importancia cuando descubre que el faro es periódicamente atacado por seres procedentes del mar cuyos objetivos nadie conoce. No tarda en unir esfuerzos con el defensor del faro, Batis Caffó, pero con el paso de los días, y sometido a la extrema tensión de los ataques nocturnos, empieza a replantearse su actitud hacia los supuestos monstruos marinos.

Impresión:

He conocido esta novela gracias a su recién estrenada adaptación cinematográfica y, aunque no he visto el trailer, las pocas imágenes sueltas que he visto por distintos medios, picaron mi curiosidad.

Confieso que me esperaba algo lovecraftiano. No ha sido así. ¿Decepción? Para nada. Incluso me atrevería a decir que me he alegrado al no ver apenas similitudes porque, como se suele decir, las comparaciones son odiosas, y podría no disfrutar tanto de esta historia de Albert Sánchez Piñol.

Nunca hubiera pensado que el infierno podría ser algo tan simple como un reloj sin agujas.

Hay acción desde las primeras páginas y no decae. Lo único que me desconectó un poco fue el cambio de narración durante el capítulo donde leemos las entradas de diario. En este caso no me gustó. Por lo demás, genial. Tres personajes, de los cuales sabemos el nombre de uno, se intuye el nombre de otro y nunca se llega a decir el del otro. Desesperación, angustia, fe, esperanza, resignación, … son algunos de los sentimientos que pululan a lo largo de las páginas.

Hay ocasiones en que negociamos nuestro futuro con el pasado. Uno se sienta en la roca apartada y hace esfuerzos por conseguir un pacto entre aquello que fue, grandes derrotas, y aquello que todavía ha de venir, auténtica oscuridad.

No es tan solo una historia de terror. Hace reflexionar sobre cómo nos enfrentamos al cambio, cómo nos relacionamos en situaciones límite y cómo podemos llegar a actuar con los que son diferentes. Muchos pensamientos del protagonista se han convertido en frases subrayadas.

Un tanto repetitivo y predecible, sobre todo llegando al final pero disfrutable igualmente.

Por eso era todo tan triste, porque el faro me descubría que saber la verdad no cambia la vida.

Puntuación: 6/10

Anuncios
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

6 comentarios

  1. He visto ya varias reseñas positivas hacia el libro, y tiende a llamarme. De la película, no he visto un poco de todo, pero en general a quién ha leído el libro le ha gustado. Yo creo que lo leeré antes de verla, pero quién sabe… Un abrazo^^

    Me gusta

    Responder
  2. A mi el libro me encanto, lo vi recomendado en algunas paginas -en las que nunca faltaba el adjetivo lovecraftniano- y no esperaba encontrarme lo que me encontré, que iba a ser algo así como La casa en el confín del mundo de Hodgson pero sustituyendo las caras de gorrino por branquias y aletas y sin revelación mística al final. Y sin embargo… esta obra esta mas cerca de Solaris que de una novela de terror al uso: esa lucha del hombre contra la soledad, uno mismo y lo desconocido, esa imposibilidad de comprender al otro, al “enemigo”… es como una Solaris versión hija puta XD.

    Me gusta

    Responder
    • Y como Solaris no es hijaputa de por sí… xDDD
      Tiene su punto Lovecraftiano, eso no se puede negar pero también es verdad que es algo más y va mucho más allá. Me gusta tu comparación con Solaris ^^

      Me gusta

      Responder
  3. Hola Naialma, pues se ve interesante y como siempre las citas que has dejado de la obra pican mi curiosidad, eso y que la historia tenga un faro no me puedo resistir a esto. Parece una lectura reflexiva y quizá algo melancólica más por la última frase que has dejado asique es un sí rotundo a esta historia. Besos :-)

    Me gusta

    Responder
    • La verdad es que aunque tenga sus toques de “terror” (o tensión por lo desconocido, más bien) también invita a reflexionar y esa mezcla me ha encantado. Si lo lees, ya contarás^^
      Besos!!

      Le gusta a 1 persona

      Responder

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

  • Archivos

  • Categorías

  • Sobre mí

    Soy de Überwald. Comparto alguna cualidad con Grenouille, siento demasiada empatía hacia Gregor Samsa y Herman Hesse sabe agitar mis demonios interiores. Quiero a Cthulhu como animal de compañía.

    theunseenbooks@gmail.com

  • ¿Has leído alguno de los libros que comento? ¿No has visto tu libro favorito de un autor mencionado y quieres recomendármelo? ¿Te ha gustado (o todo lo contrario) una entrada? ¡Escribe sin miedo! Todos los comentarios son bien recibidos.

    Guardar

  • Follow The Unseen Books on WordPress.com
  • Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: