Lecturas 2018

El año nuevo está a la vuelta de la esquina y la mayoría ya hablan de las mejores/peores lecturas del año. Yo no haré un ranking porque como he tenido el blog muy abandonado (solo dos entradas este año), prefiero mostrar los libros que me han acompañado durante este 2018 y, de paso, que parezca que no he dejado el blog en el olvido.

Mares tenebrosos. Como toda antología de relatos, unos me han gustado más, otros menos. Pero recordemos que es Valdemar y suelen publicar calidad de la buena xD

Amor en tiempos de los dinosaurios (John Kessel).  No me entusiasmó. Entretiene, sin más.

El país de Invierno (Lara). La novela de una amiga que conocí a través del blog. Ojalá tenga suerte ^^

Mirror. El refugio de la montaña (Emma Ríos, Hwei Lim). A Emma Ríos ya la conocía y aquí me sorprendió con otro estilo y me gustó bastante, tanto el estilo de dibujo como la historia.

 

A balada do café triste (Carson McCullers). Le tenía muchas ganas a esta autora y no me decepcionó.

Tworki, el manicomio (Marek Bienczyk). Para ser sincera, apenas me acuerdo ya de esta historia. Sé que está ambientada en un manicomio real situado en Polonia, durante la Segunda Guerra Mundial y que me gustó. Ya xD

La sombra de las palabras (Efraim Suárez). Otra novela que debería estar en todas las librerías, bueno, en realidad cualquiera del autor, pero todavía no… cruzaremos los dedos para que el 2019 sea el año en el que todos podáis leer cualquiera de sus historias.

La pequeña forastera (Nagabe). He leído los cuatro primeros volúmenes a lo largo del año pero solo voy a poner esta portada para no alargar todavía más la entrada. Las ilustraciones, la forma en la que está narrado y, todo en general, me gustó mucho. Se suponía que acabaría con el cuarto pero el octubre pasado sacaron otro más al que le echaré mano próximamente.

 

La lógica de lo absurdo (R. R. López). Mi opinión está en el blog, dos entradas más abajo :p

La esfera negra y otros cuentos (Gustav Meyrink). Uno de esos autores que tenía pendientes desde hacía mil años y esta recopilación me gustó mucho. El año que viene supongo que leeré su mítico Golem.

Black Holes (Borja González). Uno de los descubrimientos del año. El detalle de que los personajes no tengan los rasgos faciales dibujados, me encantó. Me gustó mucho, aunque se me hizo corto.

Hilos de ambición (Efraim Suárez). Hay dos reseñas este año en el blog, la segunda y última es sobre esta novela ;D

Neonomicón (Alan Moore). Tengo sentimientos encontrados xD Por un lado me ha gustado pero por otro… no sé, me parece que hay escenas que aunque en otros libros me gusten, aquí me parecieron bastante gratuitas.

El olmo del cáucaso y otras historias (Jirō Taniguchi, Ryuichiro Utsumi). No voy a decir que haya sido una pequeña decepción al no haberme dado el bajón esperado xD Porque la verdad es que la mayoría de las historias están muy bien y reflejan la cultura y la manera de afrontar las cosas de los japoneses.

Historia universal de la infamia (Jorge Luis Borges). Una colección de relatos, todos basados en crímenes reales. Perfecto para momentos en los que no hay mucho tiempo.

El puente sobre el río del Búho (Ambrose Bierce). Este libro me acompañó durante varios descansos para comer en el trabajo. Ya lo tengo un poco diluído por la memoria pero sé que la mayoría de los relatos me gustaron.

 

Diario de un resurreccionista (James Blake Bailey). El diario en sí no tiene mucha chicha pero merece la pena por todo el estudio que le precede, con fotos de útiles que usaban e ilustraciones de libros de la época.

Las intermitencias de la muerte (José Saramago). Otro que tengo bastante olvidado. Solo recuerdo que me aburrió un poco y fue una pequeña decepción.

The Sandman Vol.1 Preludios y Nocturnos (Neil Gaiman). Ha sido una de las pocas relecturas que he hecho este año. Mi intención era releer toda la saga pero no he podido. Si no lo habéis leído, no sé a qué estáis esperando.

La casa de hojas (Mark Z. Danielewski). Ha sido una de las mejores lecturas del año, sin duda alguna. Flojea un poquillo al final pero merece mucho la pena por la historia y, sobre todo, por la forma en la que está maquetada. Te sumerge más fácilmente.

O inferno de Marta (Pasqual Alapont). Tenía curiosidad por un par de detalles pero ha pasado por mi vida sin pena ni gloria, lo esperado, vaya.

La verdad (Terry Pratchett). Otra relectura. Tuve unas semanas jodidas en las que necesitaba volver a Mundodisco y, además, tenía ganas de releer este porque era el apropiado.

Memorias del subsuelo (Fiódor Dostoyevski). Me costó al principio y eso no podía ser tratándose de “mi Dosto” xD pero la verdad es que a partir de la segunda parte ya lo leí del tirón y a gusto.

El jardín de infancia (Geoff Ryman). Todavía me sigo preguntando por qué está tan olvidada y casi nadie habla de esta gran historia de ciencia-ficción.

Monstress, Vol.1 y Vol.2 (Marjorie Liu, Sana Takeda). Quizá fuera por todas las buenas críticas que había leído sobre esta historia pero… no sé, creía que me iba a gustar más. La recomiendo, sí, pero me dejó un tanto meh.

El monte de las ánimas (Gustavo Adolfo Bequer). Halloween, después de trabajar más de 12 horas. Necesitaba un relato corto y acorde a esa noche.

La llamada de Cthulhu / El ser en el umbral (H. P. Lovecraft). Relatos que ya he leído hace años pero aprovechando que me regalaron esta edición con ilustraciones, los volví a leer. ¿Qué voy a decir de Lovecraft que no haya dicho ya? :D

Metrópolis (Thea Von Harbou). Es una de mis películas favoritas y merecía unas collejas por no haber leído la novela a estas alturas de la vida xD A pesar de alguna parte un tanto pesada, no decepcionó.

El alienista (Caleb Carr). Llevaba en mi estantería un par de años y, aprovechando que me habían hablado bien de la adaptación a la pequeña pantalla, decidí leerlo antes. Creía que iba a ser un «ni fu ni fa» y con el paso de las páginas me fue enganchando más y gustando mucho. La serie también está bien.

Retorno de las estrellas (Stanisław Lem). A ver, no es «Solaris» pero no está nada mal. También tiene sus momentos de reflexión.

Nick Cave, mercy on me (Reinhard Kleist). Si no conoces al que da título al libro, no tiene mucho sentido que lo leas. Tiene momentos muy locos, muy de rallada mental y eso… está genial xD Me da a que por mucho que digan que hay mucha ficción, no dista tanto de la realidad.

Y hasta aquí mis lecturas del 2018. No han sido muchas porque he pasado temporadas intermitentes sin apenas tiempo libre. He dejado fuera algunas relecturas y cuentos que no están disponibles pero, aún así, no paso mucho de los 40 leídos.

Anuncios

El almanaque de mi padre

El-almanaque-de-mi-padre-trazado

Al morir su padre, al que hacía años que no veía, Yoichi asiste a su funeral con cierta sensación de alejamiento emocional. Su padre es para él un virtual desconocido, por el que nunca ha sentido afecto y al que ha llegado a considerar como un ser mediocre y oscuro. A través de recuerdos borrosos, de comentarios de allegados de su padre y de fotografías, el protagonista irá recomponiendo una imagen más compleja de su padre a la vez que arrojará nueva luz sobre su relación con él y con su madre.

 

Impresión: 

Parece ser que Jiro Taniguchi es uno de los dibujantes japoneses más consolidados y ha ganado varios premios. Y este cómic en concreto es uno de los más famosos. Yo, que vivo en mi propio mundo, no sabía quién era hasta que el que lleva la tienda de cómics del barrio me lo recomendó encarecidamente. Cuando me explicó un poco de qué iba no lo dudé mucho y me lo llevé.

La verdad es que pude haber esperarado para empezarlo, ya que hace unos días leí «Distintas formas de mirar el agua» y dos libros tan seguidos con esta temática puede resultar un tanto catastrófico. Pero soy así, en estos momentos preferí no desconectar demasiado de ese ambiente lúgrube y nostálgico.

Aquí nos encontramos con Yoichi, un hombre que a partir de un cambio importante ocurrido en su infancia, empieza a cambiar la relación con su familia. No voy a decir que su comportamiento haya sido lógico o ilógico; al fin y al cabo, cada persona es un mundo y a veces no podemos saber cómo nos van a afectar los cambios. Todos hemos sido niños y había temas de adultos que se escapaban de nuestra comprensión. Todos hemos sido adolescentes y no hemos visto más allá… y hay cosas que sólo comprendemos cuando nos damos de bruces con ellas pero otras que no hace falta, que simplemente por el hecho de ir creciendo te das cuenta y todavía estás a tiempo de arreglarlas. Pero Yoichi no, Yoichi es, en gran parte, egoísta y por eso me han dado ganas de darle un par de hostias.

Otro personaje que no me gustó demasiado ha sido la madre. En parte puede entenderse su decisión pero me pareció tan ruin su indignación por unos chismorreos sobre su marido cuando era ella quien… en fin, me callo para evitar posibles spoilers.

Me lo he leído de una sentada y tanto la historia como el dibujo me han gustado mucho. Es imposible no pararse a pensar en uno mismo, si tratamos o nos preocupamos lo suficiente por nuestros seres queridos. Si pecamos de egoístas, si conocemos bien a esas personas o si es posible recuperar a tiempo relaciones enfriadas por la dejadez.

Puntuación: 7/10

  • Archivos

  • Categorías

  • Sobre mí

    Soy de Überwald. Comparto alguna cualidad con Grenouille, siento demasiada empatía hacia Gregor Samsa y Herman Hesse sabe agitar mis demonios interiores. Quiero a Cthulhu como animal de compañía.

    theunseenbooks@gmail.com

  • ¿Has leído alguno de los libros que comento? ¿No has visto tu libro favorito de un autor mencionado y quieres recomendármelo? ¿Te ha gustado (o todo lo contrario) una entrada? ¡Escribe sin miedo! Todos los comentarios son bien recibidos.

    Guardar

  • Follow The Unseen Books on WordPress.com
  • Anuncios